Articulaciones

¿Qué es la Artritis Reumatoide?

La artritis reumatoide es una de las formas de artritis más frecuente y es considerada una enfermedad autoinmune, dado que los anticuerpos atacan la membrana sinovial del tejido conectivo de la cavidad articular.

¿Cuáles son las características de la Artritis Reumatoide?

  • Produce dolor e inflamación y de no ser diagnosticada a tiempo, puede desencadenar  incapacidad y gran limitación
  • Suele comenzar a temprana edad (20-40 años)
  • Es más frecuente en mujeres y presenta síntomas como fiebre, pérdida de peso e inflamación de las articulaciones
  • Las manos son el lugar preferido de esta afección, principalmente las zonas de la muñeca y las falanges proximales

¿Cuáles son las causas de la Artritis Reumatoide?

  • Factores hereditarios: carga genética trasmitida de padres a hijos
  • Factores ambientales
  • Factores hormonales

¿Cómo se diagnostica la Artritis Reumatoide?

Para diagnosticar la artritis reumatoide, los médicos tienen en cuenta la historia clínica, el examen físico y radiológico, y los análisis de laboratorio. Sin embargo puede ser difícil el diagnóstico ya que:

•No existe una prueba específica para determinar la enfermedad
•Los síntomas pueden ser iguales a los de otras enfermedades articulares
•Puede llevar algún tiempo la aparición del cuadro completo con todos los síntomas

¿Cómo es el tratamiento de la Artritis Reumatoide?

Puede incluir:

  • Cambios en el estilo de vida
  • Medicamentos
  • Cirugía
  • Visitas de control
  • Terapias alternativas

El tratamiento de la artritis consiste en el uso de medicinas que alivian el dolor y la inflamación, y restauran la movilidad de las articulaciones afectadas. La medicina tradicional usa antiinflamatorios no esteroideos.

Los productos naturales pueden ser utilizados para complementar el  tratamiento, lo que ayuda a reducir el uso de fármacos afectan al organismo.

Se recomienda:

  • Mantener  un equilibrio entre el descanso y el ejercicio
  • Cuidar las articulaciones
  • Reducir el estrés
  • Consumir  una dieta saludable
  • Las visitas de control son importantes porque el médico puede:
  • Ver si la enfermedad empeora
  • Evaluar si los medicamentos están funcionando o causando algún efecto secundario
  • Cambiar el tratamiento cuando sea necesario
  • Realizar análisis de sangre, de orina y radiológicos

¡Ahorre con el Paquete de Suplementos Naturales Recomendado!